Saturday, December 12, 2009

Feeling like a mermaid…

Some weeks ago I had the opportunity to enjoy not a cup of tea but a dip in a swimming pool of green tea. Wow, it was just delicious! One of my best friends decided to celebrate her b-day in a very unique way and we went to Body Blitz.

Body Blitz is a different type of spa where you can relax and detoxify your body (and I would say your soul as well). Their motto “health by water” says it all! This warehouse located in downtown Toronto offers a mix of pools, steam room, sauna and treatments that make you feel in aquatic heaven. I’m not a swimming pool person but I have to say that I loved this experience. In fact, I’m dreaming about my next visit.

I didn’t know that the word spa is an acronym from the Latin phrase “salus per aquam” (health through water) and at least in this place it makes total sense. Here you’ll find a variety of pools (sea salt, hot green tea and a cold plunge) that are complemented by an aromatherapy steam room and an infrared sauna. If this wasn’t enough you can enhance the experience by also getting treatments that go from body scrubs to massages.

For privacy reasons you cannot take pictures inside the place and even your mobile has to be off when you go in (I'm using their website pics). By crossing those doors, you will not only forget about time and real life but you’ll enter to a new world of femininity, peace and self love (this is an only women place). You can either go and have a quiet time for yourself or enjoy a fun moment with your girlfriends along with some healthy drinks from their juice bar.

After filling out a health form I received a body blitz tour where they showed me the locker and washroom area, the pools and the vanity room (a place out of a movie full of lights, mirrors and everything to make you look beautiful: hairdryers, hair straighteners, and personal care products). They provide you with clean robes, sandals and a set of towels. The question is: birthday suit or bathing suit? This is up to you! Most girls will opt for bathing suits but there will be others wearing just bathing suit bottoms. You can buy one in their retail area or bring your own but always keeping in mind that the waters may discolour it (mine was completely ok after the experience).

When I got there my friends were already having a chat in the warm sea salt pool so after having a shower (for hygiene reasons you have to shower first before starting the bathing ritual) I joined them. This pool was a relaxing and pleasing experience due to its 24 hydrotherapy jets that gently massage your body.

There is a recommended water circuit to follow where you will go from one place to another always having a rinsing shower and a minute in the cold plunge pool in between to keep your body temperature and heart rate at a healthy level.

We were so into the chat that we went straight from the pool to the steam room and for me it was hell! I had a mini panic attack. I couldn’t breathe, and I felt like I was burning inside. I only last about 30 seconds in there and went out to get some fresh air. At that point I doubted if this was going to be a nice experience, so I decided to have a rinsing shower and give it a second chance by starting the cycle all over again.

We all decided to start with the cold plunge, a really difficult and scary experience for many, fortunately not for me! The water was sooo cold that it felt like if you were just going into lake Ontario in a cold January morning. Some girls couldn’t make it the first time but I totally liked it. This balanced my temperature and made me enjoy the rest of the experience.

My second visit to the steam room was incredible and in fact I loved the aromatherapy oil (an eucalyptus-mint mix) that made my respiratory track feel in heaven and not in hell like the first time. The hot green tea pool was as delicious as it sounds and it was probably my favourite although I must confess that my guilty pleasure is the cold plunge, LOL! It’s shaking but refreshing.

After two hours of fun we decided to take off our mermaid tails and start getting ready to go back to reality. The experience made me eliminate toxins and polluting agents from my body as well as strengthen my immune system. All this feminine energy filled my heart with an inexplicable good vibe.

It’s definitely a must go place in the city of Toronto, the prices are fare and the good news is that they have a reduced price on Tuesdays. I’m thinking about making Body Blitz my once a month energy recharge routine. In addition to discovering that I have a mermaid soul the experience splashed my life in a very unexpected and positive way!

Sunday, November 29, 2009

So CHEVERE!

As a Latin American it is always refreshing to see that our community is growing and becoming more respected in the multicultural city of Toronto. I say Latin American because I don’t think I could say I’m 100% Mexican anymore. After having the opportunity of knowing people from countries like Colombia, Venezuela, Peru, Ecuador, Chile, and Argentina I now think that I feel more Latin than just Mexican. My vocabulary (even my accent!) is a mix of Colombian, Venezuelan and Mexican words. I enjoy their music, food and culture as if they were mine.

Quite differently to what people might think, even when we all Latin Americans share Spanish as a language, our culture and lifestyles are not the same so we have plenty to share and learn! I have to say that I love the way Colombians and Venezuelans see life, they are happy people. They laugh, dance and enjoy life like there’s no tomorrow and they welcome Mexicans as family.

When we arrived to Canada almost seven years ago, we got to Montreal at the same time as this wonderful Venezuelan couple with whom we became best friends. Besides sharing our first steps in our new country we had the opportunity to know their cheerful culture and their delicious food. Ale and Freddy introduced us to a side of our Latin culture that we didn’t know and to the luscious world of the arepa.

Arepas are made of corn and they look like a super thick tortilla. They are more like patties and can be grilled or baked (we have a similar thing in Mexico called Gorditas only that these are fried). There are many variations of the arepa according to their place of origin but I have to say my favourite is the Venezuelan (yes mi pana!)

So now you will understand my excitement when I saw there was a place called Arepa Cafe opening soon in Queen Street West. As a business owner I love to check out new concepts and I have to say that this place gets a straight A (or 10 for the Latin American community).

Arepa Cafe, is a Venezuelan eatery where you’ll find the most popular types of arepas from the famous Reina Pepiada (chicken and avocado) to the Pernil (roasted pork with caramelized onions and cheese). Another delight is a type of finger food called Tequeños which are cheese strips covered with bread dough that make them look like breadsticks. These are deep fried and come with a side of “guasacaca” (an avocado spread very similar to the Mexican guacamole).
.
My favourites were the Avocado and Queso Fresco arepa and the Cachapa (a corn pancake with fresh cheese). Both were fresh and light and a perfect option for a tasty vegetarian meal. For dessert we had the Quesillo that is very similar to what we know as a flan or crème brûlée, it was really yummy! They also sell soups, sandwiches, coffee and what they call batidos (fresh fruit juices).


We had the chance to meet Eduardo Lee, one of the owners. He was a delight! He explained to us a little bit about the concept and made us feel totally welcomed. Eduardo has a degree in environmental design and many years experience in the restaurant industry and it shows. The minimalist, chic and retro decor with the authentic and cool music reflect the modern Venezuelan culture (and I would say Latin American reality) or as he calls it “Venezuelan urbanity”.
.
The excellent quality of the food, the warm and nice ambience with accessible prices and a self service formula make Arepa Café a perfect Cheap and Chic place!

Congratulations, Eduardo and Mark! You’re doing a great job. I’ll spread the word and I hope your place becomes an inspiration for other talented Latin Americans with great ideas.

Wow, it feels so good to be Latin! Believe me, this was CHEVERE!

Monday, November 9, 2009

The September Issue & My Own Issues!

The September Issue is a movie that shows the fascinating and sometimes controversial worlds of fashion and publishing. I have to say that for me it only brought some of the best memories of my life and reminded me of some of the most precious and talented women that I have ever met.

I worked for the publishing industry for 8 years and I can only say that there’s a Vivian before and after that. It changed me forever in the best ways. This experience besides being the most exciting of my life made me a more confident and independent woman, gave me a different perspective of the world and made me think outside the box.

When I started working at the publishing house I was coming from a marketing background and a very technical company (Ericsson). At that time I was looking to work in a more creative place doing public relations. So when Toni, the editor in chief for Tu Magazine contacted me for an interview it was a dream come true! The reality is that I didn’t know what I was getting into. So when I was asked to go for an interview I dressed into my best suit and showed up with my most professional and serious attitude.

When I got there I was completely surprised to see this different world where being laidback, fun and original were the keys to success. I remember feeling totally out of place with my slick outfit and attitude (LOL). After my first interview I was asked to write three articles for the magazine (a title dedicated to girls from 12 to 18 years old). I was sooo excited because my passion for writing was going to become a reality. I wrote the required texts and a week later I was already part of the team. I couldn’t believe what was happening! I was not only going to work in the most important publishing house in Latin America (Editorial Televisa) but in one of their most important and profitable titles (Revista TU).

With a bachelor degree in marketing I quite never thought that this would become real. I discovered my passion for writing when I was 8 years old after I wrote a short story about a girl with a magic finger for a writing contest at my school in 3rd grade. I won the 3rd place so that totally encouraged me to keep writing short stories that I would only read to my mom. I was too shy to share them with my whole family or friends. During the next years at school I enjoyed everything related with writing articles, essays, poems, etc. But when it was time to choose a career I think Mexico’s reality pushed me to go for something more corporate and business oriented like marketing which is also something that I really like and that definitely has given me the skills to accomplish a lot of dreams in my life like opening a restaurant.

But the magic started the day that I began working for Tu Magazine. With no experience at all in this industry I was in charge of more than the third part of the editorial content. I remember that during my first day I had my first interview already. I was so nervous! I grabbed a borrowed tape recorder and drove to meet this Latin American singer called Emanuel Ortega. He was launching his first album so he was as nervous as me. We even shared our stories and laughed during the whole interview about the fact that we both were two completely beginners. That day I had so much fun that I knew I was on the right path and in fact after that moment a cascade of unbelievable events began to happen.

I started meeting and interviewing national and international celebrities. Names that went from Hanson to Christina Aguilera. I had from the best experiences like interviewing one of my favourite actresses, Julie Andrews (Mary Poppins & The Sound of Music) to the worst phoner (phone interview) with Matthew McConaughey which was a stressfull phone call that cut off like 10 times in 15 minutes and put him and his manager in the worst of the moods (I just remember the shaking of my voice and body while his manager could just yell and blame me for the troubled call).

I had the chance to travel and cover set visits, junkets, and incredible events like the season finale of Dawson’s Creek in N.Y. or the launching of the first Britney Spears movie in New Orleans where I had the chance to meet a shy and sweet Britney. I met intelligent and fun people like Kirsten Dunst, Anne Hathaway, James Marsden, Mena Suvari, Jack Black, Mandy Moore, James Franco and Shakira and lost and sad like Jessica Simpson. I used to stay at the same hotels as these celebrities so I shared elevators with people like Toni Collette or Macaulay Culkin and learned that some of them were as ordinary as me.

The most ironic part of this is that the more celebrities you meet the more down to earth you get and the more you value your common life. I never asked for an autograph or a picture (well, I’m lying since I only did it with my idol Julie Andrews!). You just get so used to this world that you learn that these celebrities usually are as ordinary as your co-workers so putting them in such a pedestal feels weird! The funny thing is the more famous they became the more humble and educated they were.

I’ve been kind of feminist since I was born (you can ask my mother, I was looking for equality since I was in her womb LOL!) and the fashion and publishing industries are just inspiring since they are mostly ruled by powerful and passionate women. A lot of people would think that it's one of the vainest worlds but after my experience I can only say that I became a more human and caring person. You travel and meet so different people and places that it's impossible not to evolve into a more conscious individual.

I had the honour of working with two of the most amazing women I have ever known. Toni Salamanca, now editor in chief for Harper’s Bazaar Mexico and Susana Ogando, now editor in chief for Eres Magazine. These two incredible, creative and intelligent women showed me everything about passion, hard work and ethic. They were not only committed to their title but to their readers. In this case, little girls looking for answers that went from the triviality of what to wear to the complexity of what to do during an unexpected pregnancy or a profound depression. They taught me things that have been precious in my personal life and as a business owner. And just like them there's a list of wonderful women that I had the pleasure to meet.


I’m just grateful for this incredible opportunity of having been able to share my thoughts, insights and experiences and probably make a difference in teenagers living in more than 15 countries all over Latin America including the Latin community in the U.S. I totally miss it and in fact this feeling is the fuel for this blog.

Lately, there has been an obsession from the media with the fashion and publishing industries and I totally understand it, they are magical, intriguing and unique worlds. But there’s more than angry and cold women, there’s a group of people interested in making some changes in the world through the power of word. The September Issue is more than a movie about fashion, it's a film that shows that there’s more than ads in a magazine. There’s vision, passion, intelligence, a lot of hard work and an ideal to make the world a better place.

Thursday, November 5, 2009

Close encounter of the protein type

One of the first questions that I get when people know that I’m a vegetarian is: “So, where do you get your protein from?!?!” (Don’t forget to read it with surprise and a little bit of panic). At the beginning of the process I was as panicked as them and I really didn’t know what to say. My first answer was: “Cheese!” (Like if I was smiling big time for a picture LOL). At that point I knew that I would have to do something about it not only to have a good answer but for having good health. I started reading and finding out that there were plenty of ways to get protein in a vegetarian and delicious way.

I’ve been eating a lot of legumes and nuts like lentils, beans, almonds, walnuts and peanut butter. But this week I decided that it was time to go further and start experimenting with totally new ingredients. So after hearing a lot about this pseudocereal I decided it was time to finally welcome quinoa to my diet. Quinoa’s nutritional value is so rich and special that even the NASA and the UN are including it in their projects under the label of “super food” and “super crop”. It has more protein than any other grain (between 12% to 18% compared with 7.5% for rice) and contains a balanced set of essential amino acids.

I got it from my regular market and found it in an organic version which made it even more attractive. Since this was my first close encounter with this pseudocereal I decided to go with a really easy recipe and cook it just like rice. Instead of the recommended amount of water, to give it a little bit more flavour I decided to put half water and half organic vegetable stock. I like to mix as many vegetables as possible to try to get as many nutrients as I can so while cooking it I added some chunky home made salsa roja (with onions and chiles) and some corn. Thirty minutes later I had a delicious and really healthy meal. It looked pretty much like couscous but with super powers!

The flavour is so similar to rice while the texture is a funny and almost unbelievable combination between soft and crisp. Definitely a versatile main dish that will become a favourite in my food repertoire.

It’s funny to think that only because you decided to eat in a different way to the majority of people you should put more attention to what you eat. The truth is that everyone should do the same. Not because you eat meat means that your health is in good shape. Usually meat eaters consume very little vegetables, legumes, nuts and seeds making it a less balanced diet. So be adventurous and try this “super food”. I can’t guarantee you’ll get "super powers" but at least you’ll feel suuuper good!

Sunday, October 25, 2009

Run chicken run!

Some weeks ago, my friend Maru posted a video in Facebook about the chicken and egg industry asking herself if it would be just better to go for organic when buying eggs (because of the cruelty related with the industry).

As a vegetarian, of course it caught my attention. I started watching the video and five minutes later I was already crying. I’m very sensitive about this animal cruelty subject, in fact, it is the main reason why I am a vegetarian. More than for health or lifestyle it is for my profound love towards animals and the planet that I’m not eating meat anymore.

These images shook me to the point of asking myself if I wanted to continue eating eggs and dairy products on a daily basis. This is a really tough decision for me because while I can live without meat and probably eggs I don’t see myself skipping dairy for life. Could I go from veggie to vegan? That was the BIG question.

My journalist’s side wanted to know more and find a solution to it, and even when I knew it was going to be painful I put my fingers to work and googled as much as I could about the subject. Along my way I found horrible videos about the chicken/egg industry but luckily there was also light at the end of the tunnel.

I was surprised to find that there are some options available not exclusively for vegetarians but for everyone who wants to make a change.

Even when I have already heard about them I didn't really know what all was about and I also thought it was something that you could only find in specialty stores. How wrong I was! There is something called "free-run" or "cage-free" and "free range eggs" . These eggs are produced by hens that are able to move about the floor of the barn (free-run/cage-free) or even have outdoor runs (free-range) and that have access to nesting boxes and perches. You will find them in your regular supermarket and unbelievably the difference in price between a regular eggs carton and a free-run one is just less than 90 cents! Cents that will give a better life to animals and peace to my heart and hopefully to yours as well!

For my milk crush I’ve found that soymilk is a great substitute and I already have my favourite brand called Natur-a that besides being organic you can find in vanilla, strawberry and chocolate flavours, and also in a light (less sugar) version. So, instead of having two daily glasses of milk plus my cereal (yes, I drink a lot!) I’m having one glass of each milk and soymilk and sometimes I even mix it with rice milk which is also good and delicious.

As you can see there are plenty of choices! Would I become a vegan? Still don’t know. But what I do know is that there are many ways to eat and live better and enjoy a free-cruelty world. The best part is that you don’t have to be a vegan or vegetarian to start making the difference. Substitute milk for soymilk once a week or start buying organic meat or free range eggs. Small decisions can push the world to the right direction and that’s all that matters, don’t you think?

Wednesday, September 23, 2009

One step at a time…

Going to the movies on Tuesdays is becoming a habit and a time to laugh, cry and think about life. Usually I like to see a little bit of everything from documentaries to cartoons, but lately I’ve been more into sweet things like romantic comedies. Today it was the turn for Love Happens. I have to confess that I’m not a huge fan of Jennifer Aniston. I think that even when she was great as Rachel in Friends, her movie choices are not the best.

Love happens is o.k. not the best, not the worst. But it definitely moved a lot of things inside me. Why? Because as ironic as it can be, Love happens is all about grief. It describes the stages a person goes through after losing someone and even when you know or have heard about it, I know by experience that living them are hell! You would like to go from the first to the fifth stage in one second but at least for me it took 5 years to get from the denial to the acceptance. But if there’s a bright side to this path it’s that not only I learned a lot and I’m way stronger than before but today I have peace in my heart and I can confirm that there’s always hope.

I think that anyone that looses someone special will follow a pretty similar process as Burke (Aaron Eckhart) did in the movie. He couldn’t get over it because he felt responsible of his wife’s death so he started blaming himself for all the things he could have done different or for the things he didn’t do. It’s like if carrying this imaginary bag with all this blame would make it easier for your heart to heal and of course it doesn’t, it actually makes everything worse. And even when you know it, you cannot drop it! It’s like it’s glued to your hands or at least it’s what you feel or want to think…

Like I said in another post, my father was the most important pillar of my life. He taught me the basic and the important things in life like sharing, loving, believing, dreaming, trusting and caring about the world. He was incredibly loved and admired by the people that surrounded him. He was a dreamer, loved his family, ran marathons, helped people, had a huge faith and the most important thing is that he was a fighter until the end. He got stomach cancer at 59 and tried to stay alive as much as he could, even doctors said he lived extra time. He died one month before turning 61.

Now that I see it, I think I got his activist spirit just that he was more like the silent type. He believed in preaching through example. He would never talk bad about people and one of his favourite quotes was: “If you don’t have anything good to say just don’t open your mouth” (something that I don’t usually do :S). He would not only care for people’s needs but he would actually do something about it. He didn’t have the easiest life but he always saw the bright side. He was a great human being and sometimes I still don’t get why he had such a rough end.

The good news is that five years later, after a long journey and going back and forth in the stages of grief I decided to empty and drop that blame bag. I not only feel lighter, I feel blessed!

Three generations (from left to right): Me (I was probably 2), my father Emilio and my grandfather Luis.

Today I want to honour his memory. Love happens, and it happened to me! I had the BEST father I could ever have had. He was an angel that touched tons of lives and changed them forever. I was lucky enough to meet and enjoy him for 27 years. I’m not going to lie, I miss him every day of my life and even when the pain is not as strong as before, his absence is always there and his advice, love, and presence are always missing.

Emi, I love you, I remember you, I miss you and I know you would say: Negrita pingüina (like he used to call me), never give up! And rest assured that I never will…

Monday, September 7, 2009

Life is short…

I just went to watch The Time Traveler’s Wife, and I have to give it thumbs up! I wasn’t expecting a lot, even when Rachel McAdams usually takes good projects, but it totally surprised me. The story is a good puzzle of events, while the photography, art and sets are well cared of and the most important thing is that it HAS a message. A message that made my hubby and I hug and kiss for 10 minutes nonstop! I think it was the alarm we were supposed to hear at this point in our lives. It reminded us how important it is to just live the moment and don’t magnify things that don’t have a solution or that in some years will not matter. We constantly live thinking about the future and the past and we usually forget how precious the present is when in fact, it is the only thing that we really have.

How many times have you desired to be able to go to the past and act differently or to go to the future and see what will happen if you do one thing or another? I’ve done it more than I should. But as my very good friend Lorraine would say: “Nothing we can do can change the past, but everything we do changes the future”. This movie made me look around and appreciate the many good things that I have and stop from giving so much power to the bad and sometimes not important or nonsense things. I hope this attitude lasts and I don’t get caught in the bad habits!

As a Torontonian it was a double pleasure since it was filmed at some places in Ontario including our city. The story supposedly happens in Chicago so Toronto was perfect for the camouflage. I couldn’t help jump of my seat when I saw Henry and Clare kissing in the park of the gothic St. James Cathedral (just in front of my home and where I always walk my dog)!!! OMG I was really disappointed of having had Eric Bana just steps away from my place and missing him, aaagggrrr! And I’m pretty sure my friend Natalia is going to be as disappointed as me cause there was another scene filmed just outside her High Park apartment.

Of course you can’t forget this is a movie based on a best seller novel so there will be tons of people saying that the book was much better (as it usually is) but hey, if you don’t have the time to read it, I think the movie delivers. And please, don’t go looking for a scientific answer on how a man can travel through time, just expect to flow with a great story of love (and believe me, not a cheesy one!).

A curious fact is that one of the last scenes makes reference to the cover art of one of the most popular editions of the book which features a young girl (visible only from mid-leg down) standing next to a brown pair of loafers in a field. You’ll now when you watch it.

I can only say: Life is short, don’t forget it (me included!). So live, love, laugh and enjoy every single detail like there’s no tomorrow. One second we’re here and the next we could be gone…



Tuesday, August 18, 2009

OrganiK ChoKolate...

Three years ago we met Colleen, she was a friend of a friend. She was starting her business, just like us. We shared some advice and mostly dreamt about the future of our new babies. But with all the craziness that originates from being a business owner we of course lost track!

Some weeks ago, my husband and I decided to walk the most popular neighbourhoods in Toronto. We started with Riverside and Leslieville where we found a creative, bohemian and very unique atmosphere (probably where our future home will be, we loved it!). After three or four hours of walking, thirsty and tired we noticed something familiar: Kakayo’s logo!

We couldn’t believe it! After three years of not knowing anything about this project, there it was! A really nice boutique at the border of Leslieville. Unfortunately it was closed so we had to save the craving for another day.

This last Sunday luck was on our side and Colleen was at the store. It was really nice to catch up and share our experiences.

Kakayo is an organic and fair trade company that offers handmade truffles and gelato. The place is an all white boutique with a cozy feeling. Colleen welcomed us with some samples of her truffles; we tried Pumpkin Pie and Green Tea Matcha. They were fresh and rich. After that, we had a vanilla, strawberry and rhubarb gelato that was also super yummy. And if all that sugar wasn’t enough we decided to have more of the Green Tea Matcha truffles followed by a Lavender and then a Mango Smoothie one. I have to say that my favourite was the Lavender while for my husband it was the Green Tea Matcha (he already asked me for a full box of these for his b-day! lol).

Kakayo thinks in everyone and has vegan and diabetic friendly options like their Banana Split, Ginger Pecan, Chai Masala or Noisette truffles. Their products do not contain any preservatives so they recommend eating them within 5 to 7 days of purchase.

Rule of thumb: If you decide to give them a try just don’t forget to have truffles from the simplest to the most complex flavours and to eat a maximum of five samples at one sitting so you can really enjoy and differentiate them.
.
Each truffle is $2.00 and they are packed in a super cute biodegradable takeout box!

It’s comforting to know that even when you’ll feel guilty of having all these calories at least you'll be eating an eco-friendly dessert. This is a place that would definitely make Willy Wonka JEALOUS!
.
http://www.kakayo.com/ * 1584 Queen St. East * Toronto, ON
.
Photos by: Vips

Saturday, August 15, 2009

Hoping Spanish = English!

Heeellooo! This is my first post in English. I don’t even believe it myself! Julie and Julia brought a lot to my life. This movie just made me realize that since I live in Toronto, if I want to reach more people, make a bigger impact and feel fulfilled I have to start writing in English. I can’t say it will be easy. I write what I feel and even when I’ve been living in Canada for more than 6 years, I still feel in Spanish ;) I’ve been writing as a profession for so long thus I already developed a certain style that I will have to find in this language.

The good news is that I won’t stop doing it in Spanish. I think that I can achieve a good mix with both languages plus after all the great comments I got with my last post in Spanish (Julie, Julia & Me) I don’t think I could. You gave me tons of feedback that took my energy levels to the top!
.
I’m glad that I will now be able to share my point of view with my Canadian friends and that they will have the chance to know me better.
.
Too many thoughts for a romantic comedy, huh? Well, I hope I can find my wordplay in this language. English is definitely more direct and concise while Spanish is more romantic, rich and elaborated. I think one of the few phrases that works the other way around is “I love you” which in Spanish is just as simple as “Te amo”.
.
Thanks for reading and giving me the opportunity to do what I love the most. ¡Los amo!

Wednesday, August 12, 2009

Julie, Julia & Me

1:34 a.m. del miércoles 12 de agosto. En vez de estar en casa ya dormida me encuentro en el cine sentada con una gran sonrisa al lado de mi adorado esposo. Ayer a las 9 de la noche me acordé que los martes son 2 x 1 en el cine así que le llamé para ver si quería ver Julie & Julia y entusiasmado me dijo que sí. Dos horas más tarde, estoy lista para irme a la cama con el corazón rebosante de alegría, pero con la necesidad de hacer una parada en mi blog para compartir mi euforia.

“Gato”, como yo lo llamo, además de mi esposo y mejor amigo es mi business partner y aunque ambos echamos a andar nuestro restaurante, él es el que tiene la pasión por la comida.

Debo reconocer que siempre he sido una consentida de la vida o más bien dicho mi paladar y estómago han sido siempre afortunados. Desde que tengo uso de razón nunca he sufrido de malos platos, siempre he comido delicioso. Mi mamá, tal como Julia Child, se casó sin saber hacer un huevo. Pero la vida la fue llevando por un camino muy similar al de ella, por diez años mis papas no tuvieron hijos y fue en esa etapa que mi mamá tuvo tiempo para descubrir muchos de sus tantos talentos, entre ellos, el de la cocina.

Sin graduarse formalmente de chef, con un curso por ahí y por allá, fue aprendiendo los más grandes secretos y creando su gran sazón. Después de haber servido cosas crudas o quemadas en sus inicios ahora a sus más de 60 años de edad la comida parece estar a sus pies y lo que toca lo convierte en manjar. Ha dado infinidad de cursos: repostería, chocolatería y todo tipo de gastronomía.

Durante mi niñez, mientras todos mis compañeros de la escuela regresaban a comer una sencilla y rica sopa de fideo yo llegaba a mi casa a comer una rebuscada ensalada con aderezo de castañas y vino blanco, un pollo con menta y naranja o extraños platillos como Goulash. Increíblemente yo soñaba con comer ¡un simple sándwich de jamón! Lo mejor era cuando entre estos días de alta cocina mi mamá nos sorprendía con huevos revueltos a la mexicana (una de mis cosas favoritas de pequeña) como platillo principal.

Además de la magia culinaria de mi madre, mi vida también estaba rodeada por los talentos gastronómicos de mi madrina de bautizo. Una mujer que al igual que mi mamá aprendió a cocinar a base de recetas e inventos y quien a sus más de 50 años se graduó de Ambrosia (uno de los centros culinarios más reconocidos en México) y ha cocinado para grandes personalidades como el ex-presidente Vicente Fox.

Así que entre estas dos mujeres, mi hermano y yo, crecimos comiendo literalmente como los grandes. Irónicamente tanto protocolo culinario me llevo a tener un interés nulo por este arte. A pesar de tener un paladar educado y de ser capaz de sacar recetas casi por el sentido del gusto, el perfeccionismo de mi madre me evitó aprender lo básico de la cocina y repetí su historia casándome sin saber hacer ni un huevo sólo que en mi caso no hay final para chuparse los dedos.

Aunque ahora me defiendo en la cocina y confirmado por mi esposo parezco haber heredado el sazón de mi madre, simplemente la atracción no está ahí, mis pasiones están en otros lados. Pero como dije, siempre he sido una consentida de la vida, y de los brazos de mi madre pase a los de mi esposo quien ha resultado ser un gran chef.

Al igual que mi madre tiene la cualidad de no seguir recetas y de darle su propio toque a lo que cocine. Así es como he disfrutado de deliciosas combinaciones como un Pad Thai hecho a base de mole rojo mexicano, de tamales de pollo con salsa de tomatillo hechos con infusión de lemon grass o de chocolate caliente picante. Sin duda, la multiculturalidad de Toronto ha tenido su efecto en sus grandes creaciones.
.
Pero, ¿qué es lo que hizo que Julie and Julia me dejara con una sonrisa de oreja a oreja? Es un hecho que para nada tiene que ver con una afinidad de talentos pero sí del darme cuenta que al igual que ellas he sido afortunada en tener un journey y que a mis treinta y tantos años he tenido experiencias de todo tipo y tengo la energía para seguirme reinventando.

El journey de Julia comienza cuando llega a Francia, un país donde se enfrenta no sólo a un nuevo idioma y estilo de vida sino a reencontrarse, reinventarse y rendirse a sus talentos y pasiones. Como un espejo me vi reflejada con mi llegada a Montreal hace 6 años, un lugar desconocido para mí en donde además de tener que aprender francés, aprendí también a ver la vida de diferente manera y empecé una nueva relación o mejor dicho romance conmigo misma.

Julie se une a “nuestra historia” (¡sí claro ahora me siento yo la protagonista!) cuando se muda de Brooklyn a Queens y se da cuenta que su vida no es divertida y que nada de lo que hace habla exactamente de su esencia. El mismo sentimiento que tuve cuando después de un año de vivir en Montreal nos mudamos a Toronto donde durante estos últimos cinco años he vivido una de las batallas más largas y fuertes de mi vida: el dejar ir quien fui, definir quién soy y atreverme a ser quien quiero ser.

Sin duda, en estos años, mi vida ha dado giros de más de 360 grados. Ahora soy una mujer que disfruta la madurez de los años, que saborea la vida desde un punto de vista vegetariano y ecologista y que está en la búsqueda (como Julie and Julia) de ser descubierta y reconocida por sus pasiones, proyectos y causas.

Así como Julia fue el chaleco salvavidas de Julie y como ella misma lo describe: "I was drowning and she pulled me out of the ocean" yo he sido salvada e inspirada por otras grandes mujeres quienes me han ayudado a darle forma a mis sueños y a aterrizarlos.

Por eso sonrío, porque a mi corta edad (digo corta porque planeo vivir muuuchos años, jaja) he sido afortunada de tener una vida con muchos colores, sabores y texturas. He tenido altas y bajas que me han hecho disfrutar de un menú de posibilidades que afortunadamente siempre han terminado (o yo he tenido esa perspectiva) con un dulce y delicioso final.

Al día de hoy he confirmado que no sólo me gusta escribir, tomar fotos, hacer Reiki y estar en contacto con los animales sino que puedo hacer una vida de ello. Mis talentos están tomando el control de mi vida, nutriéndome de una manera que la administración de mi negocio no lo hace. El punto es no limitarnos, no pensar que somos personas de un sólo camino y empezar a reconocer cuales son nuestras pasiones y talentos para de ahí trazar la línea que queramos recorrer.

Sólo puedo concluir que no hay receta más perfecta que la nuestra, así que atrévete a intercambiar ingredientes y a experimentar. No hay que darse por vencido, toma tiempo encontrar las cantidades y tiempos exactos para encontrar la textura y el sabor deseado pero lo importante es degustar cada momento.

Espero que así como lo fue para Julie (http://juliepowell.blogspot.com/), este blog sea para mí el inicio de algo grande.

Passion, ambition, butter. Do You Have What It Takes?




Friday, July 17, 2009

Con sabor a maple amargo...


Últimamente algunos acontecimientos en mi vida y el mundo me han hecho ver la no empatía (por no llamar egoísmo) del ser humano hacía sus iguales. No quisiera pensar que es parte de nuestra naturaleza, prefiero pensar que es algo aprendido y algo que se puede cambiar al exponerse a ambientes distintos.

Hace unos días amanecimos con la noticia de que la relación México-Canadá ha cambiado para siempre. Después de tener una relación cordial, Canadá ha decidido exigir visas a cualquier mexicano que quiera entrar a su país. Wow, ¡que shock! En verdad nos tomó por sorpresa a todos, aunque no puedo negar que esto ya se veía venir. En el tiempo que llevo en Canadá he escuchado y visto de primera mano historias de personas que por no saber que hacer con su vida, por aburridos o tristemente sólo por abusivos han decidido subirse a un avión con status de turista y bajarse con la clara idea de pedir refugio (¿De qué? ¡Ni ellos mismos saben!).

En este momento México tiene el primer lugar en peticiones de refugio y si esto no fuera suficiente hay que saber que después de las investigaciones pertinentes se ha encontrado que casi el 90% de ellas son falsas. Sabiendo esto y sabiendo también que a toda acción hay una reacción me parece sorprendente que no sólo hayamos entrado en shock con la noticia, sino que además culpemos a Canadá y a sus políticos de esta mala decisión.

Puedo aceptar que tal vez el método y la forma no fueron las correctas. Canadá dejo con planes, boletos, sueños y maletas en mano a muchos, creo que su flexibilidad y cordialidad dejo mucho que desear. Tan fácil que hubiera sido no aceptar ninguna petición de refugio (de ciudadanos mexicanos) por el siguiente mes y medio y aceptar a todos los turistas que tuvieran visitas planeadas para ese mismo mes y medio y que hubieran comprado su boleto antes de la imposición de la visa.

No sé sinceramente que haya pasado ahí, sin embargo, en mi muy personal opinión creo que si hay que estar molestos con alguien es con nuestros compatriotas mexicanos quienes decidieron sacar ventaja de un sistema honesto que tiene como principio la esperanza de vida para gente que está en condiciones que atentan contra su supervivencia. Tal vez sería hora de cuestionarnos sobre la raíz del problema y el por qué hay tantos mexicanos tratándose de salir de nuestro país, pero bueno creo que ese tema da para mucho que por el momento no quiero tocar.

Llegar como inmigrante a Canadá no es nada fácil, nosotros después de un tramite de casi un año, en el cual llenamos aplicaciones, hubo entrevistas, exámenes médicos y por supuesto pagos bancarios y comprobación de fondos que aseguraran nuestra caída de inauguración a la tierra de maple, tuvimos que lidiar con miles de retos a pesar de ya contar con nuestro estatus oficial de residentes canadienses.

Con títulos universitarios en mano y después de haber renunciado a nuestros trabajos en México, nos tocó empezar a trabajar en tiendas departamentales para tener la llamada “Canadian experience” ya que nadie reconocía las universidades y empresas transnacionales de nuestros currículos. Después de muchos esfuerzos, de renunciar a nuestras profesiones, de peleas, cuestionamientos, llantos y alguno que otro trago amargo, 6 años después, estamos establecidos con la vida que soñamos entonces. Pero durante estos años a pesar de habernos ganado con puntos y pagos nuestro estatus de residentes, jamás recibimos dinero por parte del gobierno cuando nuestros ahorros se agotaron, nadie nos ayudó a conseguir un apartamento cuando nadie quería rentarnos uno por ser nuevos en el país, ni ninguna trabajadora social vino a ayudarnos cuando tuvimos nuestra primera crisis y no sabíamos como resolver ciertas situaciones.

Hoy nos preguntamos ¿por qué Canadá ha puesto este nuevo requerimiento? Si pensamos en que en sólo un año se juntaron casi 12 mil peticiones de refugio y que el trámite de corroboración de esta misma petición toma éste mismo tiempo y que a cada solicitante se le paga mas o menos $600 dólares mensuales por este año así como $500 dólares por cada hijo, es un poco obvio.

A los refugiados se les da un número de seguro social que les permite trabajar legalmente en Canadá, se les proporciona dinero no sólo para dar el depósito y primer mes de renta sino también para amueblar su casa. Se les dan clases de inglés gratis, así como acceso a escuela pública para los niños, ayuda psicológica para manejar estrés en el nuevo país y guía para encontrar trabajos, entre muchas otras cosas más. Después de un año de trámite y de encontrar falsa la petición, estas personas tienen todavía el derecho de apelar y quedarse mínimo un año más. Si al final de todo se comprueba que la petición era falsa, al parecer van de regreso a su país con todo y boleto pagado.

Esto lo sé de “compatriotas” que conocí en la calle y que lo hicieron o peor aún de “amigos” de mis amigos que dijeron que venían de vacaciones, pidieron mis datos y al llegar aquí solicitaron el refugio y después me contactaron para pedirme trabajo en mi negocio después de contarme con una orgullosa sonrisa su grandiosa idea/aventura.

El cinismo era tan grande que en Montreal conocí un grupo de “niños bien” que decidieron venirse a estudiar francés patrocinados por el gobierno de Canadá con su estatus de refugiados. Y lo peor es que te aclaraban que aunque les dieran la residencia ellos se regresarían a México porque éste era sólo su año sabático.

Si después de leer todo esto, seguimos creyendo que es una injusticia lo que acaba de suceder, creo que estamos mal. No se si ésta sea la solución adecuada lo que si sé es que Canadá no podía quedarse con los brazos cruzados por más tiempo.

Al tener una nacionalidad tus acciones hablan por las de toda tu gente, es muy triste llegar a otro país y que la gente te etiquete como la persona del “mañana” o como “el tranza”. Este tipo de eventos nos hacen retroceder a todos los que llevamos años luchando contra estos estereotipos latinoamericanos.

Cuando entendamos que a toda acción hay una reacción, que lo que hago yo te afecta a ti y lo que haces tú me afecta a mí y que finalmente somos una unidad y un equipo, tal vez dejarán de haber injusticias, visas, restricciones, problemas, carencias y más.

Pero mientras persista la mentalidad del primero yo y luego yo, mientras sigamos preocupándonos sólo por lo que nos pasa a nosotros y no al resto de mundo, nada va a cambiar y a funcionar y seguiremos pagando justos por pecadores. Empecemos con respetar y recordar que nuestra libertad termina donde empieza la del otro. Afortunadamente yo creo en el karma, ¿y tú?

Thursday, July 2, 2009

Paternidad responsable


Aunque sea difícil de creerlo en la casi perfecta ciudad de Toronto se vive una huelga del servicio de recolección de basura que puso mi mañana en un sube y baja de emociones. No escribo para juzgar o estar a favor de ningún tipo de acción pero lo sucedido me trajo pensamientos y cuestionamientos de hacia dónde vamos como sociedad y de qué manera estamos empujando al planeta a su límite.

Al hablar de “paternidad responsable” para nada aludo al gobierno proteccionista de este país, al contrario me refiero a la responsabilidad individual de los seres humanos. Todos somos padres en potencia y afortunadamente en la actualidad es una elección y no una obligación traer niños al mundo.

Muchos dirán que qué voy a saber yo de maternidad cuando aún no soy mamá, ni estoy siquiera embarazada y de hecho hay veces en que después de ver como están las cosas en el mundo dudo si me animaré o no a hacerlo.

Lo único que sé es que pase o no, día a día me preparo para ser una madre responsable. Sí, ya sé que esto suena completamente loco pero con ello me refiero a que ya estoy poniendo mi granito de arena para heredarle a otros o a mi propio hijo, un mundo mejor.

Cuando uno piensa en ser mamá (creo que aquí si tengo autoridad porque lo he pensado varias veces) imagina lo hermoso que será el embarazo, en cómo uno compartirá este suceso con la familia, en las experiencias que este evento traerá a nuestra vida, en las cosas que uno podrá enseñarle a su sucesores y sobre todo en la felicidad que esta aventura inyectará a nuestra existencia.

Algunas personas se asegurarán de estar en las mejores condiciones económicas para traer a su bebé al mundo, las mujeres tomarán vitaminas y ácido fólico. Muchos apartarán lugares en las mejores escuelas o guarderías y hay quienes hasta abrirán alguna cuenta de banco para empezar a ahorrar para la universidad del futuro profesionista. La mayoría tomará su tiempo para escoger el nombre, el color del dormitorio, la cuna, el ahora accesorio básico llamado carreola y algunos secretamente hasta la profesión que les gustaría que tuviera su hijo.

Pero irónicamente son pocos los papás que antes, durante o después del nacimiento de su pequeño se pondrán a preparar un mundo mejor para él. Tal vez muchos verán a largo plazo pero pocos se cuestionarán sobre las condiciones en las que vivirán sus hijos en unos 30 o 50 años o se educarán en cómo dejarles un mundo mejor.

El mundo mejor se convierte en el de trabajar día y noche para darles una buena educación, un techo en el día a día, vacaciones cada año, sus juguetes favoritos pero queda olvidado el ofrecerles una mejor calidad de aire y de vida, un mundo con menos basura y tráfico y con sistemas sostenibles que prometan un futuro REAL para ellos.

Yo y muchos otros somos parte de una segunda o tal vez hasta tercera generación que está tratando de resolver los problemas heredados del pasado. La escasez de agua, el tráfico, los altos índices de pobreza y de desempleo, la contaminación, la deforestación, la contaminación de los mares, el calentamiento global y aún con todo esto no nos da vergüenza o no nos ponemos a pensar en qué será lo que nosotros heredaremos a los que siguen y peor aún ni siquiera queremos reflexionar si ellos serán capaces de sobrevivir ya que las soluciones se están acabando.

Esto parece disco rayado, lo escuchamos todos los días pero ¿qué acciones tomamos en nuestra vida diaria para darle un giro positivo? Con el pretexto de que un mínimo esfuerzo no cambiará nada, el mundo sigue avanzando hacia el caos. Acciones tan sencillas como usar menos tu auto y caminar más o simplemente intercambiarlo por una bicicleta mientras el clima te lo permita, reciclar, usar productos biodegradables y locales, reducir nuestro consumo de energía apagando las luces cuando no están en uso y usando focos ahorradores de energía, utilizando menos agua al lavar ropa/trastes/dientes o a la hora de bañarse. Siendo vegetariano por lo menos una vez a la semana para con ello reducir la deforestación y el increíble gasto de insumos naturales que conlleva el consumo de carne. Regalarle a otros lo que ya no utilizamos y antes de comprar algo evaluar si en verdad lo necesitamos, ¿para qué generar más basura?

Obviamente lo mejor sería utilizar energía solar, tener coches eléctricos o al menos híbridos pero si estas opciones no están a la mano de todas formas ¡hay que hacer algo!

Leer e investigar que nuevas opciones puedes incorporar a tu vida para tener un menor impacto al medio ambiente y ser más GREEN. Personalmente trato de hacer un poco de todo esto y en mi negocio he buscado opciones amigables al medio ambiente como el uso de bolsas de papel en vez de las de plástico y empaques biodegradables que aunque castiguen nuestra ganancia le dan esperanza al planeta y como decía antes a mis futuros hijos que aún no se si tendré.

Tú que tienes un hermoso bebé en tus manos, hijos corriendo por la casa o que estás planeando traer un ser al mundo, ¿qué estás haciendo por él o por ellos? (Y por el bien de todos, seamos honestos).

Nuestros padres vivieron la cúspide de muchos avances sin vivir las consecuencias y nosotros a pesar de estar viviendo esas consecuencias estamos aún más ciegos y no hacemos las cosas que nos tocan.

Si tienes hijos o planeas tenerlos tienes un compromiso doble con el planeta, qué vas a hacer cuando tu hijo de 10 o 15 años se enfrente a días sin agua, a enfermedades derivadas por el exceso de basura, a problemas de salud como el cáncer, respiratorios, de piel por los componentes del aire o del agua, a conocer animales en fotos porque se han extinguido y tal vez hasta problemas territoriales por la elevación del nivel de los mares. ¿Crees que el dinero podrá resolver esos problemas? ¿Cómo te sentirás cuando pienses que te escudaste en que todo esto no era real y era pura política? Hoy lo vives y lo sientes en el clima, en el aire que respiras, en las horas que te tardas para llegar a tu trabajo. ¿Por qué seguir negándolo?

Entre más personas nos hagamos responsables de nuestras acciones será mas fácil. No te escudes en tu buen trabajo y permitas que empresas que hoy te dan de comer acaben con tu futuro y el de tu familia. Busquemos opciones y sobre todo aprendamos a disfrutar de las cosas gratis de la vida, a compartir con la gente, a ayudar a los que no han tenido nuestra misma suerte, a educar a quien no sepa algo que tu sabes, a respetar a los animales, a darle nuestro apoyo a empresas que den de regreso a sus comunidades y sobre todo busquemos ser FELICES y enseñar a tus hijos a serlo. Recordarles que la felicidad no es material, es un estado mental.
-
Si quieres un poco de inspiracion, no dejes de ver Home una excelente película que habla precisamente de nuestro hogar, el planeta Tierra y los retos a los que se enfrenta. Además de su increíble fotografía presenta opciones que nos llenan de esperanza. Lo mejor es que está disponible en YouTube (http://www.youtube.com/watch?v=jqxENMKaeCU) totalmente gratis o puedes rentarla tambien en algún centro de video.

Pero como dije, aun no soy madre pero si un día lo soy espero llevar varios pasos adelante porque desde hoy empiezo este camino para ayudarme a mí, a ti y a los que vengan.

Saturday, May 30, 2009

¡Dimensión ahora conocida y favorita!


¡Wow! Hace días que no escribo, ya hasta había pensado que el hechizo estaba de regreso. Pero no es así, ya estoy aquí con mucho que contar.

La semana pasada mi amiga Naty me regaló una rebanada de pastel de zanahoria el cual me aclaró que era orgánico y gluten free (esa parte no sonaba naaada buena). Hace algunos años me hubiera quedado con cara de What? pero después de vivir en Canadá por algún tiempo, todos esos términos ya no sólo son parte de mi vocabulario sino hasta de mi propia alimentación. Sin muchas expectativas probé el pastel, el cual resultó ser el más delicioso que he probado en mi vida.

Obviamente lo primero que hice fue preguntarle en dónde lo había comprado y la respuesta fue: “Tinto, un lugar en Roncesvalles (por cierto los dueños son colombianos)”.

El fin de semana siguiente después de un fallido intento por ir al lago a andar en bicicleta mi esposo y yo decidimos ir a Roncesvalles. Debo confesar que ésta no era la primera vez que visitábamos esta zona, el verano pasado ya habíamos estado ahí pero yo no había conectado con este lugar, estaba en otra frecuencia.

Al llegar nos percatamos que al ser día festivo (Victoria Day) la calle estaba bastante tranquila y algunos lugares hasta cerrados, entre ellos Tinto (¡que frustración!). Pero bueno, ya habíamos pagado el parquímetro así que decidimos caminar un poco. De repente, nos dimos cuenta de que toda la gente que caminaba por ahí traía un helado consigo. Así que nos dimos a la tarea de encontrar la “famosa” heladería, traíamos atravesado el antojo de algo dulce.

Para nuestra sorpresa más que una gran heladería era un pequeño espacio de un video centro llamado The Film Buff, un lugar que además de ofrecer una variedad de películas alternativas también tiene su lado dulce vendiendo café y helados. Con a lo mucho diez sabores en su menú decidimos darles un chance. Pedimos uno de queso con zarzamora y otro de praline (lo que conocemos como nuez garapiñada). OMG no hay palabras para describir esta delicia, sin duda uno de los mejores helados que me he comido en Toronto (principalmente el de praline) y por tan sólo $2.25.

Al igual que el ya famoso pastel gluten-free, este helado era uno más de los tesoros escondidos que este barrio sin pretensiones tenía que ofrecer. Con el estómago en el cielo nos fuimos a caminar y a ver que otras sorpresas podría tener Roncesvalles para nosotros. En esta calle que va de norte a sur, que alguna vez fue casa de la comunidad Polaca de esta ciudad, se respira un aire de honestidad, igualdad, creatividad, conciencia social, amor al arte y responsabilidad ecológica. Lo que la hace diferente es que no se siente fake, como otros lugares de esta ciudad, aquí la gente y los negocios locales viven y proveen servicios bajo los mismos principios.

Para tener un lugar en esta calle hay que tener al menos una de estas características: ser orgánico, manejar el concepto “local”, ser único u ofrecer algo diferente. La idea de eat local (http://www.lifebeginsat30.com/elc/2006/04/10_reasons_to_e.html) además de genial me parece importante. El apoyar a nuestra comunidad, disfrutar lo que las estaciones pueden ofrecernos en su momento, adquirir alimentos más frescos que son mejores para nuestro cuerpo y ayudar al medio ambiente evitando largos procesos de transportación de alimentos son cosas que tendríamos que tener presente en el mundo que actualmente vivimos.

Thin blue line es una boutique de quesos en donde su variedad incluye una larga selección de productos locales de Ontario. En el Cherry Bomb Cafe puedes disfrutar de fair trade organic café por menos de $2.50 además de alegrar al ojo con una decoración muy original que hace honor a uno de los emblemas más importantes de Roncesvalles ¡las bicicletas! Medio de transportación favorito de esta zona.

Sin duda, uno de los lugares más divertidos es el Buddha Dog (http://www.buddhafoodha.com/) un restaurante de perros calientes que precisamente nació de la idea de reunir a los mejores proveedores locales de carne, vegetales, lácteos con los mejores chefs y panaderías para ofrecer un producto original, delicioso y representativo de su región y tradición culinaria. Algo más que los hace diferentes es que son mini hot dogs de esta manera tienes la posibilidad de probar varias combinaciones de ingredientes. Lo único triste y hasta extraño es que este lugar no cuenta con salchichas vegetarianas, así que los que no comemos carne tan sólo podemos imaginar a lo que saben estas interesantes combinaciones.

Justamente hablando de carne, me pareció interesante visitar Rowefarms una carnicería que ofrece productos locales y libres de antibióticos. Como vegetariana no estoy para promover el consumo de carne, sin embargo, sé que para muchas personas es casi imposible visualizar su vida sin este tipo de proteína y Rowefarms me pareció una excelente opción.

Lo mejor de esta empresa es que cree que existen mejores maneras de criar animales y es por ello que se rigen bajo ciertos principios fundamentales. En sus granjas sus animales tienen dietas 100% vegetarianas. Tienen una fuerte responsabilidad ambiental tanto en sus granjas como en sus empaques que son biodegradables. Y lo que sin duda me hizo aplaudirles fueron sus altos estándares de bienestar para el tratamiento humanitario de los animales. Los cuales están libres de enfermedad, miedo, dolor, malestar y hambre. ¡Wow! si no puedes ser vegetariano ésta es la mejor manera de unirte a los esfuerzos de otros y lo mejor es que sus precios son súper accesibles y casi idénticos a los que las grandes cadenas de supermercados de Ontario ofrecen OJO por carne NO ORGÁNICA, ¿qué tal?

Roncesvalles se ha convertido en uno de mis nuevos lugares favoritos de esta ciudad, en donde puedo divertirme y disfrutar de la vida como a mí me gusta.

A pesar de lo que puedan pensar el highlight de la visita no fue exactamente el helado ni ningún otro lugar de los visitados. El momento más memorable fue el ver a un niño de menos de 4 años llorando como loco enfrente de una frutería. ¿Por qué otra cosa podría llorar un niño de esa edad? Un helado, un juguete o hasta un hot dog del Buddha Dog. ¡Pues no! Este niño armó tremendo drama en medio de la acera ¡porque su mamá no le quería comprar una manzana y un plátano! Ella sólo podía contestarle que ya tenía muchos en su casa. ¿En qué otro lugar de Toronto los niños llorarían por comer frutas y verduras y los papás se negarían a complacerlos por un exceso de consumo? Sin duda ¡sólo en Roncesvalles! Y yo con una gran carcajada decidí salir de este neighborhood en donde para sorpresa de muchos empieza con la intersección de las calles paralelas de King y Queen las cuales definitivamente al unirse crean una extraña y nueva dimensión.

Wednesday, May 13, 2009

¡Mensaje recibido!


Todos los días Coffee y yo salimos a caminar al parque que queda enfrente del apartamento. Un parque sumido entre edificios y rascacielos que lo hacen un lugar muy especial, un oasis total. Casi al centro de este lugar está una de las iglesias más viejas de Toronto la cual está rodeada por árboles gigantes que son el hogar de una diversa comunidad de ardillas.



¿Por qué diversa? porque las hay de todos tamaños, colores y aunque suene extraño hasta con diferentes tipos de personalidades. Las hay negras, grises, cafés, pequeñas, largas, grandes, amigables, urañas, tímidas y ¡hasta locas! (LOL)


Ya alguna vez nos sucedió que una ardilla bastante fuera de control nos gritó por diez minutos desde un árbol. Aunque no lo crean se colgó de una rama al estilo murciélago, de cabeza, con sus patitas traseras bien agarradas al árbol y con su mirada fija en nosotros (Coffee y yo) echó unos alaridos que daban entre risa y terror.


Pero bueno, la historia de hoy es diferente. Todo empezó hace un par de semanas cuando conocimos a "Mimi", una schnauzer miniatura en etapa terminal de cáncer. Todos los días justamente a las 4:30 p.m. encontraríamos a Mimi disfrutando del sol de esta primavera que no quiere ceder. Sus dos amas, Kana y su mamá (dos japonesas muy agradables) me contaron la historia de esta adorable perrita. Hace tiempo, después de perder el apetito y caminar un poco raro, le diagnosticaron cáncer dándole tan sólo dos días de vida pero ahora cinco meses después Mimi seguía peleando por seguir viva. Afortunadamente no tenía mucho dolor el gran problema es que ya no podía caminar ya que sus patitas traseras ya no le respondían.


Así que sentada en el pasto disfrutaría sus tardes viendo pasar todo tipo de perros entre ellos mi loco bish-poo (así es como le dicen a la mezcla de bischon frise y poodle). El viernes pasado, como todas las tardes, nos sentamos junto a ella en el pasto y al acariciarla pude sentir todos sus huesitos. El mensaje en su mirada no era muy positivo, no sé porque ese día supe que Mimi me estaba diciendo adiós. Soy una persona más espiritual que religiosa y creo mucho en la energía así que ese día me concentré en pasar mis manos por su cuerpo con todo el amor del mundo y con un mensaje muy claro: "Mimi todo está bien, no tienes porque seguir luchando si ya no puedes. Let it go, let it go...".


El lunes que regresamos a las horas habituales, Mimi no estaba ahí. A pesar de que lo sospechaba, no pude evitar sentir que mi corazón se partía en pedacitos. Ayer regresamos con la esperanza de que Mimi estuviera ahí pero no fue así y eso sólo confirmó mis sospechas. Hoy más resignada regresé al parque y después de una larga caminata ¡ahí estaban Kana y su mamá esperándonos en la misma banca de siempre! Sólo que esta vez en vez de Mimi nada mas había una bolsita. Sólo tuvimos que cruzar miradas para saber que Mimi ya no estaba con nosotros.


Después de algunas lágrimas y mucho silencio, la mamá de Kana se acercó a Coffee para darle un regalo. Como si entendiera, Coffee se paró en sus dos patitas para darle "besos" (lamidas) en la cara a la señora. Esto sin duda llenó de gozo a la mamá de Kana haciéndola sentir un poquito mejor. En la bolsa habían algunos treats que Mimi le estaba heredando a Coffee y Coffee contaba los segundos para poder disfrutarlos (¡estas criaturas inocentes!).


¿Puedo darte un abrazo? Le pregunté a la mama de Kana (En Toronto hay mucho respeto hacia las diferencias culturales y uno nunca sabe si un buen gesto de alguna cultura puede ser ofensivo para otra) y después de un sí lleno de tristeza, la abracé y confirmé que esto no era una coincidencia, ésta era la gran señal.


What? ¿De qué señales hablo? Bueno, hace unas semanas llegué a la conclusión de que tal vez sería buena idea trabajar medio tiempo en algo más pero ¿en qué? La idea estaba acompañada de mucha confusión. ¿Sería bueno regresar a alguna de mis antiguas profesiones o tiempo de experimentar una nueva? (¡Ni yo misma puedo creer que quiera experimentar algo más!)


Días después me vi con mi amiga Maria E a quien después de contarle mi nueva grandiosa idea, con mucha insistencia me recordó mi interés por el Reiki (http://www.reiki.org/faq/WhatIsReiki.html) y me lo propuso como una excelente posiblidad de carrera. Eso sí, sin olvidar el enfoque que siempre he tenido en mente: ¡reiki para animales! Días después recibí un correo de Tere, otra de mis amigas, quien me informaba del siguiente curso de Reiki de alguien especializado justamente en... animales.


Mmmmm... esto comenzaba a ser algo repetitivo. Dos días después conocí a Mimi y el resto ya lo saben. Pero hoy al dar ese abrazo pude darme cuenta de que esto no fue coincidencia, el mensaje ¡está ahí! Mimi me dio una probadita de lo que podría ser dedicarme a esto. Darle confort y energía a los animales y tal vez hasta a sus amos.


Hoy Mimi ya no está pero el mensaje ha sido entregado. La línea está trazada y será mi decisión el seguirla o no. Sólo puedo decir que las señales siempre están ahí y está en nosotros ir uniendo los puntos. Mimi ¡misión cumplida! A tus diez años de vida, siendo visitante permanente del mismo parque que nosotros y viviendo a dos minutos de mi apartamento, escogiste el momento perfecto para conocernos. Gracias, he recibido el mensaje.

Sunday, May 10, 2009

Born under unusual circumstances...


¿Qué pasaría si en vez de nacer tersos, tiernos y saludables naciéramos arrugados, artríticos y en pocas palabras, con todos los síntomas de la vejez?


Esto es lo que The Curious Case of Benjamin Button propone. Mientras todos alrededor envejecían, él rejuvenecía. Debo confesar que la fórmula de esta peli es muy a la Forrest Gump, es un relato de un ser extraordinario que consigue sus metas a pesar de los obstáculos o sus discapacidades además de ser una historia llena de datos, fechas y lugares históricos que le dan un toque muy peculiar.



La peli es muy larga (dura más de dos horas y media) y a veces es un poco lenta, pero bueno, no estoy aquí para hacer una crítica de cine sino para visitar la interesante idea de nacer con un proceso físico invertido.

Sería fascinante que pudiéramos valorar y apreciar a temprana edad lo que significa la falta de salud, las discapacidades, el dolor y las limitaciones entre otras cosas. ¡Wow! tal vez suena completamente terrible el pensar en algo así, pero en la niñez el ser humano cuenta con una capacidad de asombro infinita, un optimismo impresionante y un poder de adaptación aun mayor. Esta combinación nos ayudaría a sobrepasar los efectos de la vejez sin mayor problema, haciendo de ello almas más evolucionadas, con la capacidad de entender la importancia de estar saludables, de darle el valor justo a las cosas, de disfrutar la vida como venga y sobre todo, al MÁXIMO.

Lo mejor estaría por venir...

Al cumplir treinta años me dí cuenta que el regalo más grande que la vida me ha dado hasta este momento es la madurez y la experiencia. Y por más trillado que parezca, el famoso "cuando seas grande entenderás" es completamente cierto. Ahora puedo comprender y aceptar cosas que hace 10 años me hubieran quebrado o causado un ataque de enojo. Puedo respetar ideas y aprender sin prejuicios. Regalos que sólo el tiempo puede dar.

Si a los 40 años o mejor aun a los 50 tuviéramos la jovialidad de un cuerpo de 20, ¡las cosas que podríamos lograr! Experiencia y vitalidad agarradas de la mano serían dinamita pura. A sus 50 años (con una complexión de 30) Benjamin ya había alcanzado infinidad de metas y aunque ahora su piel era radiante y sus músculos fuertes sabía que su felicidad o su satisfacción personal no dependían de lo que su cuerpo físico le pudiera aportar, sino su espíritu.

Con esta gran obsesión que existe actualmente de mantenernos jóvenes (con una cierta inclinación al sólo verse joven) olvidamos que existen otras formas y cosas para alimentar el alma y que las arrugas son (desde mi punto de vista muy personal) hermosas marcas de las tantas veces que hemos reído, llorado y disfrutado la vida.

Como diría Benjamin: "Life isn't measured in minutes, but in moments".

Muchas veces el miedo a envejecer paraliza a la gente, ¿sería lo mismo si fuera a rejuvenecer? No lo creo, aunque ambos caminos nos llevaran al mismo fin (la muerte) creo que la actitud sería diferente.

Esto confirma que la vida es tan sólo percepción y perspectiva.

Sabiendo esto, creo que es tiempo de reflexión (¡por lo menos para mí!).

No puedo dejar de compartir lo que Benjamin le deja a su hija en una carta, me parece ¡formidable!:

"For what it's worth: it's never too late or, in my case, too early to be whoever you want to be. There's no time limit, stop whenever you want. You can change or stay the same, there are no rules to this thing. We can make the best or the worst of it. I hope you make the best of it. And I hope you see things that startle you. I hope you feel things you never felt before. I hope you meet people with a different point of view. I hope you live a life you're proud of. If you find that you're not, I hope you have the strength to start all over again".









NOTA: Para los curiosos como yo, es interesante saber que es un proyecto que estuvo en el horno (como otros) por muchos años. En los años setentas se pensó en Jack Nicholson como el protagonista. A principios de los noventas Tom Cruise (protagonista) y Steven Spielberg (director) eran los nombres y a finales de esa misma década se hablaba de John Travolta (protagonista) y Ron Howard (director). Otro dato es que la bebé que sale como hija de Benjamin es realmente la hija de Pitt, Shiloh Jolie-Pitt, a la edad de 10 meses.

Saturday, May 9, 2009

Special requests


Hace dos meses me convertí en vegetariana, es chistoso pensar que tengamos que poner etiquetas a nuestras elecciones o estilos de vida, en fin, no me gusta mucho el rollo de las etiquetas pero debo confesar que me siento bien con ésta.

Ha sido todo un journey (sí ya sé, ya empezó mi pochismo, suena terrible pero no encuentro otra palabra más adecuada que esa). Ha habido de todo, desde buenas hasta malas experiencias, aunque sin duda mucho más buenas que malas.

La primer pregunta sería ¿por qué la decisión de volverme vegetariana? Bueno, sencillamente por valores éticos y por mi infinito amor hacia los animales y por consiguiente, al planeta. Debo confesar que estoy en una etapa green (¡sí ya voy otra vez con estas palabritas!). Pero no es pasajera, viene desde el lado más profundo de mi corazón y de mi espíritu. Se puede decir que estoy enamorada de estos seres con quienes compartimos no “nuestro” planeta sino EL planeta tierra. Estoy enamorada de la forma en que han evolucionado, de su amor incondicional y agradecimiento consistente. De su belleza y nobleza. De la forma en que se protegen unos a otros y de la forma en que protegen (en el caso de las mascotas) a sus amos.

No necesita haber palabras o regalos para saber que se tiene una relación eterna con ellos. Sólo basta una lengüeteada, una movida de cola, un maullido, un canto o mejor aún un minuto de miradas, miradas que tocan fondo.

Mi decisión de no comer carne y reducir mi consumo de alimentos de origen animal es consecuencia de la falta de ética que existe en los procesos de producción de la industria. La forma en que son tratados estos seres (porque eso es lo que está completamente olvidado, no son materia prima sino seres vivos) es inhumana. No puedo ser cómplice de esta cadena. No sólo es la forma en que los matan, sino la forma en que los mantienen en las granjas/fábricas, la forma en que son alimentados (llenos de antibióticos y hormonas que no le hacen nada bien al cuerpo humano), la manera en que muchas veces son desperdiciados para finalmente convertirse en placeres de cinco minutos.

Se que hay que alimentarnos y que nuestro cuerpo requiere de proteínas y nutrientes específicos pero con una buena educación alimenticia se puede lograr un equilibrio (este libro ademas de ser un deleite para el ojo esta buenísimo para comenzar y aprender: http://www.101cookbooks.com/supernatural/).

Es interesante ver que cuando la gente, tus amigos, conocidos o hasta extraños se percatan de tus elecciones alimenticias, la mayoría (no se si por incomodidad, morbosidad o por curiosidad) te cuestionan. Muchos lo hacen por el afán de saber más y de estar informados, muchos otros al no comprender o sentirse atacados te cuestionarán miles de cosas: que si con ello no estás cambiando nada en el mundo, o que no terminarás con una industria tan lucrativa, si eres hipócrita porque aun sigues consumiendo productos lácteos, en fin, soltarán una cantidad de comentarios que para mí son tan sólo el resultado del miedo, la culpa o de no poder aceptar el que para convivir en este planeta no todos tenemos que ser iguales. La diversidad es lo que hace crecer al mundo.


Lo que más me ha impactado es que la gente ataque buenas acciones. Creo que cualquier evento, actitud o acción en beneficio del planeta merece respeto y agradecimiento. Si alguien puede prescindir de la carne, de un auto, de una bolsa o botella de plástico, de productos no ecológicos, no habría porqué juzgarlo, es más yo lo aplaudo y lo agradezco. La unión de pequeños esfuerzos poco a poco impactará el lugar en que vivimos, creando un mundo mejor (sobre todo si tienes o planeas tener hijos, creo que más que una elección es un compromiso).

En lo personal, respeto mucho las elecciones de vida de los demás. No pretendo ir por el mundo predicando el vegetarianismo como única forma valida de alimentación. Creo más en educar con el ejemplo y si alguien no puede dejar de comer carne ¡está bien! No por ello es un ser maligno para mí. Respeto es la clave para coexistir.

En fin, aunque en todo este camino he derramado algunas lágrimas (y para nada crean que por el antojo de una hamburguesa LOL), me he hecho más fuerte y he disfrutado esta experiencia más de lo que hubiera imaginado. La satisfacción de saber que mi vida impacta menos al lugar donde vivo, donde todos vivimos, me hace vibrar de una manera completamente inexplicable. ¡Es como traer una sonrisa interna (por cursi que suene)!

Gracias Marycarmen por haber traído Earthlings a mi vida y hacerme dar un giro de 360 grados que más que marearme me trajo una estabilidad emocional inigualable. Thank you Laura for being the best vegetarian coach I could ever have. Gracias Darío por respetarme como lo has hecho y por ser mi apoyo como siempre. Gracias Vale y Jorge por su ejemplo, apoyo y porras. Gracias a los amigos que han disfrutado esta experiencia conmigo y que me han dado su apoyo incondicional como en tantas otras cuestiones de mi vida. Y no podía dejar de decirlo (si ya sé que ellos no leen pero es importante para mí comentarlo) gracias animalitos, especialmente Coffee y Milky (los mejores perros del mundo), por enseñarme lo que es el amor incondicional y la compasión.